Rutas de Senderismo por Sierra Blanca

15 BLOG

 

La ciudad de Marbella se encuentra protegida por un pequeño macizo montañoso de color blanco grisáceo. Es Sierra Blanca, declarada Lugar de Interés Comunitario por la Unión Europea por su valor natural, geológico y paisajístico. Las águilas reales y las cabras montesas pululan por los frondosos bosques de pinos, castaños y cerezos en este paraje de belleza singular.

Los picos más característicos de Sierra Blanca son el de La Concha (1.215 m), Cerro Lastonar (1.275 m) y Juanar (1.181 m). La red de senderos que discurren por estos picos es muy amplia. Nosotros te proponemos dos de las rutas preferidas por los marbelleros tanto por su proximidad al municipio como por su nivel de dificultad medio: Marbella-Juanar (5h ida y vuelta) y Vereda del Faro (3h), en la cara sur de Sierra Blanca.

Ambas rutas parten de la zona conocida como Puerto Rico Bajo.  Para llegar, hay que buscar el cementerio nuevo, en la carretera que une Marbella con Ojén. Se puede ir en coche por la A-7 (salida del centro comercial La Cañada) o bien en autobús urbano (línea 6). Allí cogemos la carretera que sale a la izquierda del cementerio y llegamos a un puente sobre un arroyo (Arroyo del Puerto). No lo cruzamos, sino que tomamos el camino que sale a la derecha y empezamos a ascender hasta Puerto Rico Bajo. Este es uno de los primeros lugares habitados de Marbella, con una pared de roca caliza con cuevas que sirvieron de refugio a los pobladores prehistóricos.

Para ir en dirección Juanar, continuamos por el sendero que va buscando la tubería del agua, siempre con Marbella a nuestras espaldas, hasta una zona de pinos. Estamos en Puerto Rico Alto y es un buen momento para descansar un rato y deleitarse con las preciosas vistas del valle con Marbella y el azul del mar al fondo. Cuando hayamos recuperado fuerzas, podemos seguir por el camino que pasa cerca del arroyo de Puerto Rico, y vamos ascendiendo hasta llegar al mirador, que es nuestro objetivo. En los días claros, incluso se puede vislumbrar la costa africana.

Desde aquí, tenemos dos opciones: volver por el mismo camino o bien continuar hasta la Cruz de Juanar, una cruz de metal que, según cuenta la leyenda, unos marineros colocaron como promesa después de salir vivos de una tormenta mar adentro.

El sendero de la ruta de la Vereda del Faro coincide con la subida a Juanar hasta el nacimiento de Puerto Rico Alto. En este punto, tenemos que girar a la izquierda en dirección al Puerto de las Pitas. Durante el trayecto, cruzaremos el Arroyo de la Laja y la Loma del Lobo. Una vez llegamos al Puerto de las Pitas, nos encontramos un poste que indica el Mirador de los Gitanos. Esta es una parada obligatoria para disfrutar de las espléndidas vistas sobre la costa marbellí y, más allá, Gibraltar. Empezamos a descender hasta la Hoya de las Golondrinas y una vez allí seguimos hacia La Montúa, donde se encuentra el último poste de dirección: Puerto Rico Bajo, el punto final de nuestra excursión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR